Deja un comentario

Receta de jabón orgánico

La jabonera( Saponaria officinalis) es una hierba vivaz de la familia de los claveles ( Cariofiláceas) de hasta 1 m de altura. Destaca por sus bonitas flores de color rosa pálido muy abundantes junto a los caminos, campos cultivados, ribazos, estercoleros o cunetas desde la primavera hasta finales de verano. Siempre que disponga de suficiente humedad, forma macizos muy densos con muchos tallos que crecen a partir de un rizoma subterráneo muy difícil de erradicar y que, en algunas ocasiones la convierten en una planta invasiva.

Es una planta que se ha usado abundantemente en fitoterapia en multitud de enfermedades como el reumatismo, el picor de la piel, exceso de colesterol, eccema, etc. Sin embargo, dentro del apartado que ahora nos interesa, esta planta destaca porque se ha utilizado desde la antigüedad para lavar. Su nombre científico de saponaria, significa “la que produce jabón”. La razón de esta propiedad se debe a su riqueza en saponinas.

Las saponinas tienen su origen en el mundo vegetal encontrándose en muchas plantas, por ejemplo el ginseng, la alfalfa, el áloe, la yuca, etc. De hecho, las saponinas son tóxicas cuando se ingieren en cantidades elevadas. Las saponinas son un tipo de glucósidos caracterizados por su capacidad de producir espuma en contacto con el agua, por lo cual, se consideran como componentes con propiedades detergentes.

La jabonera es una de las plantas mas ricas en saponinas por lo que ha sido aprovechada para lavar la ropa y la lana. Los hombres colocaban un manojo de rizomas dentro de un barreño con agua y dejaban la ropa en remojo durante la noche. Al día siguiente, la enjuagaban y quedaba limpia porque la espuma generada por las saponinas de esta planta arrastraba con ella la suciedad. De hecho, se la conoce también como lanaria porque se utilizaba el mismo procedimiento para lavar la lana.

¿ Como se hace el jabón sin sosa cáustica?

Ingredientes para un litro de jabón líquido:

– 50 g. de raíz de jabonera.

– 1 cucharada de hojas de salvia.

– 1 cucharada de hojas secas de romero.

– 1 cucharada de hojas secas de abrótano.

– 1 litro de agua.

Preparación:

– Colocar las hierbas en un bol resistente al calor.

– Hervir el agua.

– Verter el agua hirviendo sobre las hierbas y tapar.

– Dejar reposar durante 45 minutos.

– Colar y dejar enfriar.

– Ponerlo en un recipiente.

Uso : Se puede utilizar como jabón líquido para las manos o la cara o como champú para el cuidado del cabello. En un caso u otro consigue eliminar la suciedad y protege la piel y el cabello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: